Esta receta sostenible y con ingredientes de temporada, es tan fácil que no tardarás ni 10 minutos en prepararla. Es perfecta para tomarla a media mañana o de postre, un plato repleto de vitaminas. Y está riquísima. Si no te gusta el caqui puedes poner kiwi, o cualquier fruta de invierno que te guste.

  1. Pelar la mandarina y sacar los gajos.
  2. Preparar las uvas y quitar las pepitas (opcional
  3. Pelar el caqui y cortarlo en trocitos.
  4. Pelar la manzana y cortar en gajos. Si vas a tardar en comerla, puedes reservarla después de rociarla con un poco de limón para que no se oxide.
  5. Poner en un recipiente un poco de azúcar moreno y el zumo de las mandarinas.
  6. Añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra removiéndolo todo.
  7. Presentar en un cuenco todas las frutas e incorporar el aliño. Puedes decorarlo con una hojita de menta.

¡A disfrutar!

0

Tu carrito